miércoles, 13 de febrero de 2013

Gestión de RRHH en la Administración 1ª parte

Llevo tiempo pensado en como cambiar la administración, y cada día me siento mas frustrado, los intentos de explicar y dar cabida a un nuevo concepto de RRHH caen en saco vacío, solo se piensa en reducir costes.

Estoy llegando a la convicción de que en verdad no existe interés en que la administración funcione, yo en mis pocos entendimientos creo que una buena gestión de la misma revolvería numerosos conflictos.

- En primer lugar, dejaría que la administración fuera dirigida por profesionales, los políticos que se dediquen a hacer políticas que mejoren el país y que dejen a los que de verdad saben como administrar los recursos humanos hacer su trabajo.

Las influencias políticas, partidistas y los consejeros de los políticos, que por lo normal son personas que nunca han trabajado en la administración, y a veces incluso no han trabajado fuera de su partido, no son las influencias que mas necesita la administración, por el contrario, funcionarios o trabajadores de la propia administración preparados y con una carrera dentro de la misma que asegure su lealtad y honradez a la administración a la pertenece es el valor mas importante para llevar a un buen termino el funcionamiento eficiente de la misma.

- En segundo lugar, empezaría por crear la marca, y la conciencia en los propios trabajadores de la Administración. 

Muchos piensan que con la productividad y controlando lo que se produce, con una asignación de tareas definidas en bloques para cada trabajador, seria suficiente. Yo en verdad no soy tan optimista con esta cuestión, pienso que no solo con dinero se consigue la productividad y la lealtad a la marque que es necesaria para que tanto trabajadores como administrados necesitan para estar orgullosos de su pertenencia o tenencia a una administración que siente como suya.

Las políticas que solo se basan en el modelo Fordista,  solo basadas en la producción, aunque en muchas ocasiones viene precedido de una intención o incluso de una ficha técnica del puesto definida por competencias, pero que a la hora de la valoración del puesto solo se tiene en cuenta lo que produces, se ha demostrado que llevan, tarde o temprano, al fracaso. En la actualidad no solo nos movemos por el dinero, sino que también valoramos la comodidad de nuestras vidas, "No vivimos para el trabajo, trabajamos para vivir" o como diría Victor Hugo "El trabajo endulza la vida, pero no a toda la gente les gusta los dulces".

Como dijo Bertolt Brecht "La crisi se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer",  en la actualidad no dejan nacer a las políticas basadas en la gestión de los Recursos Humanos por los modelos de Gestión por Competencias  .