domingo, 31 de agosto de 2014

La importancia de mirarnos a los Ojos en la Organización

Después de este paro veraniego, dedicado a viajar y a la lectura comienzo un nuevo “curso” retomando cuestiones que se quedaron paradas al tomar las vacaciones.
Durante este tiempo he podido reflexionar sobre cuestiones que creo bastante interesantes y que ire dejando caer durante este nuevo curso, en este medio que tengo para comunicar como entiendo los RRHH, o mejor dicho, la Gestión de las personas.
La primera perla que quiero dejar es algo que ami esposa le llamo la atención y me leyó de un libro de Elsa Punset, “El Mundo en tus Manos”. Venia a decir, a grandes rasgos, la falta de comunicación personal que existe en la actualidad, la tendencia que tenemos de comunicarnos por medios electrónicos sin mirarnos a los ojos, como incluso en las familias se ha perdido esa comunicación y podemos encontrarnos que casi nos interesa mas la vida que otros cuelgan en sus perfiles que la vida que compartimos con nuestra familia, amigos o vecinos. En realidad nos estamos convirtiendo en seres que necesitamos compartir, con gente que incluso no conocemos, aquellos momentos buenos y nos guardamos el resto para nosotros, perdiendo así la capacidad de compartir nuestro sentimientos.
Todo esto me izo reflexionas pasarlo a la Gestión de las Personas, es verdad que en la actualidad -por medio de las redes sociales, los portales de personal o las intranet-  las empresas han conseguido acercarse a sus clientes tantos externos como internos.
¿Pero nos hemos parado a pensar si esa relación que hemos creado, en especial con nuestros trabajadores, esta creando verdaderamente un vinculo con la empresa?.
No sabría decir a ciencia cierta si ese vinculo es verdadero o por el contrario es de “redes sociales”. Es cierto que como nos comunicamos por medio de “maquinas” sentimos que lo que le pasa al otro esta lejos, estamos perdiendo la perspectiva de la realidad.
Pararos a pensar, en una empresa en la que el Departamento de Gestión de Personal se comunica con sus trabajadores por correo electrónico, portal del personal o cualquier otro medio electrónico, esta perdiendo la perspectiva de las personas, el conocer cara a cara a aquellos que ha de gestionar.
¿Como puedo  crear fidelidad con mis trabajadores si en verdad no los conozco?, solo veo su cara por una foto y solo conozco la historia que aparece en su expediente, todo ello son datos fríos que no me dicen nada de la persona.
Si pretendo crear, en la empresa, una gestión por competencias ¿como se las competencias de mis trabajadores, por los datos que aportan de formación, por el número de intervenciones en el los medios electrónicos que he puesto para comunicarme con ellos?, pero en realidad te das cuenta que no conoces a aquellos que has de gestionar.
Si pretendemos que nuestra empresa sea un modelo de gestión y productividad, entiendo que algo que hemos de tener como prioridad conocer a los trabajadores. Todo gestor que crea que conoce a su personal por las interacciones que realiza, esta muy equivocado.
Si queremos ser pioneros, crear fidelidad, crear valor, etc.., es necesario conocer a aquellos con los que trabajamos, mirar a los ojos y tener claro que son personas, que necesitan de una relación cercana  de sus compañeros, favorecer el trato interpersonal, general acercamiento humano, en definitiva conocernos.
Esto no quiere decir que debamos dejar de lado los medios de comunicación que tanto esfuerzo, y dinero, ha supuesto su implantación. Esto quiere decir que si no creamos un plan de comunicación personalizado en la que, a parte del correo electrónico, nuestros compañeros conozcan nuestra letra, nuestra firma, en definitiva sepan como somos y que pueden contar con nosotros para compatibilizar la vida familiar y la laborar.

Hemos de ser cercanos y poder decir que conocemos a aquellos con los que trabajamos, que compartimos sus alegrías y sentimos sus penas, por que sin esto nunca podrás conseguir gestionar de forma personalizada la empresa.
En definitiva necesitamos algo que ninguna carrera, máster o curso nos dará y es un aprendizaje social y emocional, para poder acércanos y empatizar con aquellos que tenemos cerca.
“Sólo si me siento valioso por ser como soy, puedo aceptarme, puedo ser auténtico, puedo ser verdadero”. Jorge Bucay (1949-?) Escritor y psicoterapeuta argentino.