sábado, 17 de marzo de 2012

Marketing Interno, en la empresa actualmente


Marketing Interno 

¿Que se entiende en la actualidad por Marketing  interno?.  Actualmente, en el sector que yo me muevo, que es la administración, la primera pregunta sería, ¿Qué es Marketing? Y luego ¿Para que lo queremos?.

Si hiciéramos esta pregunta en muchas de las administraciones de nuestro país, solo serviría para el personal a su servicio piense que la empresa pretende venderle su situación a cambio  de quitarle parte de sus retribuciones o aumentar las horas de trabajo.

¿Pero eso es así?, en definitiva, creo que la política de Marketing en las empresas, tanto publicas como privadas, esta orientada al cliente externo, descuidando de forma muy grave a su cliente interno, el valor más importante de la misma.

Quizás por dejadez, quizás por falta de visión, muchas empresas creen que el personal a su servicio esta mas que conquistado, “le pago que trabaje” o “le doy trabajo que mas quiere”. No olvidemos que los trabajadores o clientes internos de la empresa, no solo buscan un salario o un trabajo que sea digno, también buscan la integración en una empresa que sea cociente de su situación, no una madre que los cuide, sino que tengan en cuenta las necesidades de cada uno.

El poder vender, hacer Marketing, una política en la que cada trabajador tenga su espacio dentro de la empresa, cuesta bien poco al empresario y a cambio le reporta pingues beneficios, un trabajador contento rinde más que un trabajador enfadado.

En estos tiempos que corren, en el que el mercado laborar esta en continuo cambio, es hora de aplicar el  salario emocional, en el que los trabajadores se sienten parte de la empresa en la que trabajan, se hagan participes de sus logros y de sus perdidas. No os creáis que los trabajadores son insensibles a la situación económica en la que nos encontramos, todo lo contrario son muy participes de ella, quizás porque son el eslabón mas frágil, si desde los RRHH se hubieran dedicado, Marketing, ha hacerlos participes de la empresa, con transparencia y sinceridad, de las vicisitudes por la que discurre, en la actualidad los enfrentamientos que estamos vivienda se producirían en menor escala. Una empresa capaz de ser fiel a sus clientes internos consigue que estos sean fieles con ella. Esa cultura, tan extendida en España, de considerar al trabajador como una maquina mas de la empresa, sin tenerlo en cuenta, fomenta la división empresa trabajador, este ultimo no se siente parte de la misma ya que la empresa nunca lo ha hecho participe mas lejos de lo que la legislación le ha impuesto, o lo que se ha conseguido vía Convenio Colectivo, no ha existido un canal de comunicación transparente y de circulación en ambos sentidos.

En cuanto a la Administración, que es una maquinaria muy burocratizada en la que, por desidia de los que nos gobiernan, se han dejado de lado la visión empresarial - en el sentido de cuidar al cliente interno - ya que su cliente interno lo tiene asegurado, no pensando que este necesita de transparencia, de sentirse útil, saber que misión tiene dentro de la Administración y mucho menos que visión tiene la misma.

¿Cuesta mucho trabajo plantearse la VISION y la MISION de la Administración? O ¿Quizás no se quiere?, pienso que el personal que trabaja en las administraciones es el más castigado tanto por los gobernantes como por  el resto de trabajadores. El marketing que se hace de la Administración, por sus propios dirigentes, es hacia sus clientes externos -los ciudadanos-, enseñando las obras, servicios o actuaciones que esta hace para el servicio de los ciudadanos y el que hace hacia sus clientes internos, se puede decir que no existe.

La Administración tiene la carencia principal, por parte de sus dirigentes, de la creación o mejor dicho de inculcación  a cada trabajador, que se incorpora a sus plantillas, de la idea principal de la existencia de la Administración, LA MISION  y mucho menos se le enseña la VISION de la misma, que quiere ser. Esta carencia fruto de una administración muy burocratizada, en la que se perdió de vista hace mucho tiempo, la misión de servicio hacia la ciudadanía y que su valor depende del servicio que se quiere prestar al ciudadano.

Los RRHH de las administraciones no son capaces, o no tienen la visión suficiente, ya que muchas veces las políticas de personal no dependen de ellos, de crear un plan de Marketing en el que haga llegar tanto al cliente interno como externo, los servicios que presta y la utilidad que tiene tanto para la ciudadanía como para sus trabajadores.

Quizás porque durante mucho tiempo la administración ha sido un instrumento en manos de los gobernantes, convirtiéndola en una herramienta de sus doctrinas, olvidando que la misma se creo con una MISION de servicio y no ha sabido desarrollar una VISION.

En definitiva, la administración queda a años luz de algunas empresas que son capaces de comunicarse con sus clientes (internos y externos), algo que en definitiva ha de llegar en algún momento si no queremos que sea un instrumento inútil. Cuando la administración incorpore a sus órganos de gobierno unos RRHH en los que sus trabajadores no solo sean, como leí hace poco, un gasto fijo, sino un valor de la misma las empresas, como la administración que no  tienen beneficio económico su beneficio habría de ser incrementar la satisfacción de los usuarios de la empresa a través de las personas, incrementando el orgullo de las personas por pertenecer a la empresa que presta un buen servicio a los demás. Cosa que muchas veces le falta a la administración.

Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se presentan ante nuestro espíritu hasta que ya es demasiado tarde.André Gide (1859-1951) Escritor francés