domingo, 4 de marzo de 2012

Siempre suspiramos por visiones de belleza...


"Siempre suspiramos por visiones de belleza, siempre soñamos mundos desconocidos."
Máximo GORKI
Somos muchos los trabajadores de la administración que pensamos y emprendemos acciones que se dirigen a una modernización de la misma. No hablamos de una mera utilización de las redes sociales o la “descarnada necesidad de mejorar la legitimidad y productividad” ni de procesos electrónicos como son las herramientas 2.0. Entendemos que esto es un cambio de cultura, hay que “incrementar la eficiencia y la calidad de servicio a través del diálogo en los nuevos entornos colaborativos”. Pero esto requiere una nueva visión de lo que es la administración.
La misión principal es el acercamiento al ciudadano. No olvidemos que por mucha herramienta de la que dispongamos, el ciudadano siempre desea tener una administración cercana, que le resuelva los problemas que le surgen día a día. Nuestra misión y visión ha de ser el acercamiento, la buena relación con el ciudadano, una relación directa y ágil. Ahí entiendo que esta el dilema del cambio, no solo en el acercamiento con las herramientas 2.0, sino en el cambio de la forma de ver al ciudadano. 
Somos muchos lo que pensamos como nos gustaría que nos trataran y ponemos, o por lo menos lo intentamos, todos los medios a nuestro alcance para que la administración cambie a una administración más cercana y más directa al ciudadano, en definitiva mas eficiente pero con el calor humano de la cercanía, de la relación directa de que la administración es algo tuyo, no del gobierno de turno, sino algo verdaderamente tuyo.
En la modernización de la administración, que es el futuro, intervienen de forma directa el personal a su servicio. Esto propicia un nuevo campo de trabajo para los RRHH, el papel que desempeñan en la organización pasa por conseguir una coordinación entre las nuevas tecnologías y el personal que no esta acostumbrado a ellas.
Este campo de trabajo, en el que los RRHH tienen una gran importancia, es una nueva frontera a la que la administración, bastante estática y burocratizada no esta acostumbrada. Un cambio de visión junto con un cambio de estrategias para acercar al trabajador a sus nuevos objetivos, acercarse a los ciudadanos y a la vez modernizar sus procedimientos, inculcando una nueva forma de ver la evaluación del desempeño, junto con  la necesidad que la implementación, dentro de las empresas de las herramientas 2.0 ya que facilitan la trasmisión de la información y aumenta la inteligencia colectiva de la empresa. todo ello vinculado la evaluación del desempeño que es el fin ultimo de las empresas y haciendo de las herramientas 2.0 una forma de relacionarse con los administrados.
  1. Empezar trabajando en la gestión del talento y en definitiva con la pasión de los trabajadores para traer consigo una forma ver la empresa distinta, haciéndola mas dinámica y ágil. No es lo mismo una empresa en la que se coarta la inventiva y la imaginación a la hora de trabajar que aquella de da rienda suelta la inteligencia colectiva, la canalización de esta inteligencia lleva a la organización al planteamiento de apertura de canales de comunicación que hacen fluir la información y la hace llegar a todos los rincones de la organización, potenciando el uso de las ideas en beneficio del colectivo, consiguiendo un acercamiento hacia los ciudadanos desde una perspectiva mas abierta.
  2. Trabajar con la motivación que es lo que falta en la mayoría de las empresas, uno no se siente dentro de la organización, no entiende que su trabajo tiene una repercusión en el fin, no se ve desde el interior que el beneficio de la administración es incrementar la satisfacción de los usuarios de la empresa a través de las personas, incrementando el orgullo de las personas por pertenecer a la empresa que presta un buen servicio a los demás. El Salario emocional se ha de inculcar, el valor de nuestra empresa no esta ya solo en el valor económico y rentable que de ella hacemos, sino de los profesionales que trabajan en ella. Cuidar este valor, con un salario emocional, en el que cada uno forma parte de los designios de la empresa, en lo que cada uno sabe como contribuye y tiene posibilidad de contribuir en el fin ultimo, hace que la empresa tenga un valor en el mercado incalculable, porque no solo se vera el valor de sus activos financieros sino que se mirara los activos intangibles de la misma, su inteligencia colectiva.